+34 965 242 126 info@dentalgarciamira.com

¿Cuál es mejor? Es una de las preguntas más habituales en la consulta dental. Lo cierto es que ambos cepillos son eficaces siempre y cuando se usen correctamente y durante el tiempo necesario. Es necesario si no sabes como, mejor lo consultes con tu dentista. Nosotros te indicamos las claves de cada uno.

CEPILLO MANUAL:

A la hora de elegir el cepillo manual, a no ser que el dentista recomiende otra cosa, buscaremos un cepillo con cerdas medias para que no dañe el esmalte pero que sea capaz de barrer toda la placa bacteriana. Si usamos un cepillo de cerdas fuertes podemos dañar tanto la encía como el esmalte, y si utilizamos un cepillo de cerdas suaves probablemente no limpiemos bien toda la placa.

CEPILLO ELECTRICO:

Los estudios indican que con el cepillo eléctrico, el paciente se cepilla mejor y por más tiempo y disminuye el riesgo de abrasión del diente ya que suelen tener mecanismos de control de presión. Los cepillos eléctricos más efectivos son los que tienen un mecanismo oscilante y rotatorio porque alcanza mejor la zona entre encía y diente que es donde más placa se acumula.

En personas con discapacidad física o psíquica, que tienen problemas para mantener una buena higiene personal, recomendamos el cepillo eléctrico ya que es más práctico y eficaz. También lo recomendamos si es otra persona la que debe limpiar los dientes a alguien.

Es importante usar un cepillo eléctrico que tenga batería ya que si usamos un cepillo que funciona con pilas, éstas irán descargándose poco a poco sin que te des cuenta reduciendo la velocidad del cepillo y dejará de tener efectividad en el cepillado.

¿Qué cepillo deben usar los niños?

Generalmente a los niños les recomendamos usar un cepillo manual con el cabezal del tamaño adecuado para su boca para que adquieran el hábito y la técnica de cepillado correcta, pero no hay duda de que los cepillos eléctricos les motivan a cepillarse y puede ser una buena forma para conseguir que creen el hábito en niños que son reacios a cepillarse.

 Ventajas del cepillo eléctrico:

  • Cepillado más cómodo.
  • Reduce más la placa bacteriana.
  • Se para o  pita cuando se ejerce mucha presión.
  • Gira alrededor del diente facilitando la limpieza de la placa.
  • A los niños les parece divertido y les motiva para cepillarse.
  • En pacientes con problemas físicos facilita el cepillado.
  • Facilita cuando tenemos que cepillar a otra persona.

Recuerda que los cepillos, tanto el manual como el eléctrico, hay que cambiarlo cada 3 meses aprox. o cuando las cerdas estén dobladas.

Lo importante no es el cepillo que utilices sino que te cepilles bien, por lo que debes elegir el cepillo con el que mejor técnica tengas y más eficaz seas.

¡Buen cepillado!