+34 965 242 126 info@dentalgarciamira.com

Es habitual perder un diente a causa de diferentes motivos (traumatismo, caries no reconstruible, fractura…) y no reponerlo ya sea por desconocimiento de los problemas que ello conlleva, por miedo al dentista o por el desembolso económico que implica reponer ese diente.

Es importante saber que cada diente tiene una función específica en nuestra boca. Es por eso, que cuando perdemos alguno, los dentistas recomendamos reponerlo ya que de no hacerlo, los demás dientes compensarán la función del diente ausente. Esta pérdida del diente ocasiona diferentes problemas en la boca del paciente. Los problemas más frecuentes son:

  • Movimiento de los dientes adyacentes al hueco, ocupando el espacio del diente perdido y generando espacios entre los dientes donde se acumula la comida y la placa. Con el tiempo aparecerán caries interproximales.
  • Extrusión del diente antagonista: si el diente perdido es del maxilar superior, el diente opuesto inferior va a buscar el contacto arriba por lo que tenderá a subir, y si el diente perdido es de la mandíbula, su opuesto superior va a buscar el contacto abajo por lo que tenderá a descolgarse. 
  • Contactos prematuros de las piezas dentales causados por el movimiento de las mismas. 
  • Empeoramiento de la salud periodontal de las piezas que se ven afectadas por estos movimientos generando molestias al paciente. 
  • Movilidad de los dientes opuestos por la pérdida de todo el tejido de soporte al buscar el contacto con su diente antagonista y provocando la pérdida de estos dientes.
  • Atrofia del hueso del diente perdido por falta de uso.
  • Dificultad en la digestión al no masticar los alimentos correctamente.
  • Afectación de la estética de la boca del paciente.
  • Problemas masticatorios. Cuando se pierde un diente y no se repone, el resto de dientes tienen que compensar esa pérdida teniendo que trabajar más y sobrecargando dichos dientes provocando desgastes y problemas en la articulación temporomandibular.

¿Que opciones hay para reponer un diente perdido?

El paciente debe saber cuales son las alternativas para reponer un diente perdido. Es importante que conozca las ventajas y desventajas de cada tratamiento para poder decidir qué tratamiento se adapta mejor a sus necesidades.

Existen 3 opciones para reponer un diente perdido:

  1. Prótesis removible. Son prótesis de quita y pon, con unos ganchos que se sujetan a los dientes. Su principal desventaja es que son aparatos que hay que poner y quitar después de las comidas para lavarlos, son poco estéticos, ocupan gran parte de la cavidad oral por lo que no todos los pacientes se adaptan a ellos y pueden interferir tanto en la percepción de los sabores como en el habla.

2. Puentes fijos metal-cerámica, EMAX o zirconio-cerámica. Es una opción más estética que la anterior. Se cementa en la clínica, por lo que el paciente no puede ponerlo y quitarlo. Su principal desventaja es que hay que tallar los dientes adyacentes para que hagan de pilar del puente.

3. Implante dental. Es la opción más conservadora y estética de las tres. No se tocan los dientes adyacentes y no tiene ganchos. Ocupa sólo el diente que queremos reponer. Totalmente estético.

En este video mostramos las diferencias entre uno y otro tratamiento.